Jánuca - ¡Deje que Su Luz Brille!

viernes, 9 de diciembre de 2022

“Tú encenderás mi lámpara; Jehová mi Dios alumbrará mis tinieblas.”

Salmo 18:28

Jánuca, también conocido como la Fiesta de las Luces, es una fiesta nacional preciosa y conmovedora.

 

Durante ocho días en el día 25 de Kislev (según el calendario hebreo), las familias y los amigos encienden las velas del Januquia - un candelabro de nueve brazos que se coloca tradicionalmente en el alféizar de la ventana para que los transeúntes puedan verlo, o fuera de la puerta de uno.

 

Una actividad popular y familiar que muchos disfrutan es caminar por el antiguo barrio de Jerusalén y observar el encendido de las velas de Jánuca. Qué espectáculo ver a los diferentes y creativos Januquia expuestos en las ventanas y fuera de las puertas de la calle en cajas de vidrio especiales resistentes al viento.

 

Aunque Jánuca no es una fiesta bíblica, todavía es observada por los judíos religiosos y seculares y es una gran oportunidad cultural para fiestas y celebraciones, ya que trae mucha alegría y calor al país durante la estación fría y lluviosa del invierno.

 

Las familias y los amigos encienden las velas juntos, cantan canciones tradicionales, comen sufganiyot (un 'donut' redondo, frito y relleno de gelatina) y otros alimentos a base de aceite, hace girar los dreidels y juegan.

 

Jánuca es una fiesta alegre cuya historia de origen es uno de una guerra espantosa, una victoria valiente e imposible, y el milagro de la botija de aceite.

Enseñanza de Jánuca 2022

Jánuca conmemora la recuperación de Jerusalén y la posterior rededicación del Segundo Templo al comienzo de la rebelión macabea

contra el Imperio seléucida en el siglo II a. C.

 

Con el reinado de Antíoco IV, a los judíos se les prohibió practicar el judaísmo y se les ordenó adorar a los dioses griegos.

 

Cuando Antíoco IV invadió Jerusalén (168 a. C.), matando a miles de judíos y erigiendo un altar para Zeus en el Santo Templo, un pequeño grupo de judíos, conocidos como asmoneos o macabeos, se rebelaron celosamente para recuperar el control del Templo y Jerusalén.

 

Después de dos años de guerra, expulsaron al ejército griego, cuyas fuerzas eran mucho más poderosas y mejor equipadas que las suyas, ya que el Dios todopoderoso estaba de su lado.

 

Después recuperar el control de la ciudad santa de Jerusalén, los judíos encontraron el templo profanado saqueado y destruido.

 

Poco a poco y con gran cuidado, volvieron a dedicar el Templo al Señor, siendo uno de los rituales diarios del Templo la Menorá, cuya orden era arder continuamente delante del Señor siempre:

"Y mandarás a los hijos de Israel que te traigan aceite puro de olivas machacadas, para el alumbrado, para hacer arder continuamente las lámparas.En el tabernáculo de reunión, afuera del velo que está delante del testimonio, las pondrá en orden Aarón y sus hijos para que ardan delante de Jehová desde la tarde hasta la mañana, como estatuto perpetuo de los hijos de Israel por sus generaciones.” - Éxodo 27:20-21

Según cuenta la historia, solo quedaba una vasija de aceite que no había sido contaminada, conteniendo suficiente aceite para durar solo una noche.

 

Sin embargo, milagrosamente, esa sola botija de aceite continuó proporcionando aceite que duró ocho noches, un signo de la providencia de Dios en medio de la oscuridad.

 

Hasta el día de hoy, la revuelta de los macabeos es recordada por millones de judíos en todo el mundo como un ejemplo de coraje ante la grave oposición.

Coraje al Cansado

Los enemigos de Israel estaban intimidando, utilizando tácticas de miedo para obligarlos a servir a otros dioses y olvidar su identidad judía junto con su llamado a servir al único Dios verdadero de Israel.

 

Los macabeos podrían haberse sucumbido a las largas sombras de intimidación arrojadas por sus opresores, y sin embargo eligieron avanzar sobre las tinieblas, armados con la verdad, y reclamaron su lugar legítimo en la presencia de Dios en el Templo.

 

Lamentablemente, el mundo en que vivimos nos ofrece muchas razones para sentirnos ansiosos e intimidados. Las guerras y la política, la inflación y la enfermedad, la moral impía que plaga a los inocentes, y una pandemia de miedo a los hombres - todas están amenazando en el fondo de nuestras mentes, robando nuestra alegría.

 

Todo esto nos dejaría sin esperanza a menos que pongamos nuestra esperanza y confianza en Dios Todopoderoso para luchar nuestras batallas y nos dé fuerzas para resistir al enemigo.

 

Yeshúa nos ordenó ser una luz para el mundo, entendiendo nuestro lugar como hijos e hijas de Dios, y dándonos la confianza para enfrentar nuestros miedos diarios de frente.

 

No sólo nos mandó que fuéramos audaces por nuestro propio bien, resplandeciendo Su luz, sino también por aquellos que están encerrados en las cadenas de la duda:

"Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa.  Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos." Mateo 5:14-16

Con Él, la victoria está garantizada porque Yeshúa se sienta a la diestra del Padre - Rey sobre aquellos que se oponen a Él y aquellos que se rinden con un corazón humilde.

 

El Templo es un símbolo de nuestro cuerpo, mente y alma, que a menudo se contaminan por el mundo y sus caminos impíos, y el celo de los macabeos es un ejemplo de cómo debemos luchar contra el miedo y volver a dedicar nuestras vidas a Dios en santidad y pureza de corazón.

 

La historia de Jánuca es un gran recordatorio de cómo a pesar de que el temor es grande, la luz de Dios en nosotros es mucho mayor y puede derrotar a la oscuridad.

Disipando las Tinieblas

Una canción tradicional cantada durante Jánuca se llama 'Banu Hoshech Legaresh', lo que significa: hemos venido a disipar la oscuridad.

Se canta alrededor de las velas luminosas del Januquia, declarando que hemos venido a disipar la oscuridad con luz y fuego y que aunque cada una de nuestras luces ilumina poco, juntos, hacemos una gran luz.

Las últimas palabras de la canción se cantan aún más fuerte mientras ordenamos a la oscuridad que huya de nosotros (la luz), cantándola dos veces a medida que se hace más fuerte en nuestros corazones.

Entonces, ¿cómo podemos combatir el temor y la oscuridad en nuestras propias vidas? Especialmente cuando parece que la oscuridad es mucho más grande que nosotros.

Al llevar la luz de Yeshúa en nuestros corazones, una luz tan grande que tiene la autoridad para disipar las tinieblas y nos da la fuerza para enfrentar cualquier enemigo que se interponga en nuestro camino:

"Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo;  el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida." - Juan 8:12

Yeshúa no solo es la luz del mundo, sino que nos dio el privilegio de ser un faro brillante de esperanza para todos aquellos que necesitan valor.

Al entrar en la temporada de Jánuca, recordemos que con cada día de Jánuca, al agregar una vela a la Januquia, la luz crece y se hace más fuerte, tal como lo hacemos cuando confiamos en el Creador, quien, con Sus palabras, declaró luz al mundo.

 

De parte de Barry y Batya, y el equipo de Visión para Israel, oramos para que sus corazones sean iluminados con el gozo y la paz de Dios, junto a recuerdos agradables de Dios con sus seres queridos en esta temporada de Jánuca.

Historias Recientes Relacionadas

Lea nuestras historias relacionadas y novedades más recientes.
Vecina
Pobreza al Alza en Israel
martes, 17 de enero de 2023
Alambre de Púas
De Víctima a Victoria - Una Historia de Un Sobreviviente del Holocausto
viernes, 13 de enero de 2023
Bat Mitzvah
Tus Planes son Maravillosos
jueves, 12 de enero de 2023

¡Descargue la App de Noticias VPI!

Permanezca ACTUALIZADO de eventos clave de alrededor del mundo.
DESCUBRA cómo se relacionan con profecías bíblicas.
ORE por gracia y provisión donde se necesitan más.

app Playgoogle Play

Reciba las Noticias y Novedades Más Recientes

Manténgase al tanto. Reciba las historias y novedades más recientes desde Israel. ¡Apóyenos en oración!

Al proceder, acepto los Términos de Uso y Política de Privacidad.

Permanezca Involucrado

Déjenos Saber de Usted

Vision for Israel
P.O. Box 7743
Charlotte, NC 28241
United States
E: info@visionforisrael.com
T: +1 (704) 583-8445
F: +1 (704) 583-8308

Hazon Le’Israel
P.O. Box 9145
Modi'in, 7178451
Israel
E: info@visionforisrael.co.il
T: +972 (8) 978 6400
F: +972 (8) 978 6429

Diseñado y Desarrollado por WITH LOVE INTERNET