La Resiliencia de un Padre – Defendiendo a Israel y Rescatando a Su Familia

sábado, 23 de diciembre de 2023

"Aunque pase por grandes angustias, tú me darás vida; contra el furor de mis enemigos extenderás la mano: ¡tu mano derecha me pondrá a salvo!"

Salmo 138:7

¿Se imagina despertar temprano en la mañana con el sonido de disparos y un aluvión de cohetes? Esto es lo que Hezi y miles de personas que viven en Israel experimentaron el 7 de octubre de 2023.

 

Hezi es padre de dos hijas y vive en la ciudad de Sderot, cerca de la frontera con Gaza. Tiene 27 años de experiencia en los servicios de seguridad, fue oficial del Shabash (Servicio de Prisiones de Israel) y ha sufrido de trastorno de estrés postraumático (TEPT) debido a ataques terroristas. Al final de la operación Tsuk Eitan, Hezi era un oficial de la reserva y fue testigo de la muerte de un niño en un ataque terrorista. Eso lo dejó con un caso severo de TEPT.

 

VPI conoció inicialmente a Hezi a través de una organización que ayuda a las víctimas del terrorismo en Israel. Hemos apoyado a Hezi y a su familia durante varios años, y nos sentimos honrados de seguir apoyándolos a ellos y a muchos otros en medio de esta guerra. A pesar de su lucha contra el TEPT, este valiente padre no dejó que eso le impidiera defender a su nación y a su familia en esa horrible mañana de sábado.

 

En una mañana típicamente pacífica de Shabbat, Hezi planeaba salir a correr por la mañana, cuando de repente escuchó los sonidos de intensos disparos de cohetes acompañados de un sonido único de disparos. Reconoció el sonido de los disparos como el de armas pesadas siendo disparadas, y al instante le dijo a su hermano: "Escucha, hay terroristas en Sderot".

 

Alrededor de las 7:30 de la mañana, llamó al ejército y al comando sur, pero no hubo respuesta. Hezi explicó lo que hizo a continuación, "Llamé a un oficial de mayor rango al que realmente respeto. Es una persona religiosa y por lo general no contesta el teléfono en Shabbat. Pero esta vez, lo hizo. Pensó que estaba a punto de hablarle de los cohetes, pero le dije: '¿Qué cohetes? Aquí hay terroristas de ISIS con vehículos.' Me dijo: 'Hezi, tal vez porque tienes TEPT todavía estás traumatizado por el ataque con cohetes. Trata de calmarte'".

 

De inmediato, Hezi tomó fotos de los terroristas afuera y se las envió al oficial. También filmó un jeep lleno de terroristas disparando contra un vehículo de la policía israelí. El mismo jeep también disparaba en su dirección porque lo vieron por la ventana. Las imágenes que el mundo ha visto en la televisión han sido una pesadilla viviente y una realidad para Hezi y miles de israelíes que viven cerca de Gaza.

 

Cuando Hezi envió estas imágenes al oficial, rápidamente comprendió que no había fuerzas listas para luchar contra estos terroristas. Solo había unos pocos policías en la estación, y en las fotos, se puede ver a los heroicos policías en el techo de la estación luchando por sus vidas.

 

En este punto, Hezi supo que tenía que ayudar de alguna manera. Así que lo primero que hizo fue ponerse el uniforme del ejército israelí que aún conservaba de la reserva. Ya no era un soldado de reserva, pero guardaba su uniforme para momentos como este. A pesar de que tenía puesto su uniforme, no tenía un arma. Estaba listo para ayudar a los soldados de las FDI cuando llegaron, pero sorprendentemente no vino ningún soldado.

En cambio, las fuerzas tácticas de la Magav (Policía Fronteriza) y Sayeret Matkal (Unidad de Reconocimiento General de Estado Mayor) vinieron y le preguntaron a Hezi a dónde habían ido los terroristas. Hezi condujo con el pequeño equipo y los llevó a la estación de policía, a donde se habían dirigido los terroristas. En un momento dado, Hezi miró a uno de los oficiales y dijo: "Amigo, estoy contigo, simplemente no tengo un arma". Hezi explicó: "Me dio su arma y tomó su pistola automática. Y entonces entendí en este punto que me unía a la lucha porque no había fuerzas. ¡Había 30-40 terroristas sin fuerzas [de las FDI]!"

 

Cuando llegaron a la comisaría, vieron a las fuerzas policiales de Magav luchando. Controlaron los combates, incluida la infiltración en el edificio y la eliminación de los terroristas. De repente, hubo una gran explosión que golpeó a Hezi y perdió el conocimiento. A su lado había un policía que estaba gravemente herido con metralla en la cabeza. Ambos fueron trasladados al Hospital Soroka.

 

Hezi se despertó en el hospital. Había mucha confusión entre el personal y el sistema estaba desbordado. Mientras Hezi yacía en la cama del hospital, pudo ver a muchos soldados y policías de diferentes unidades, todos perforados por los disparos. Las imágenes de sus rostros eran espeluznantes. Había niños pequeños, aterrorizados por lo que sus ojos inocentes tenían que ver. Los padres seguían sosteniendo a sus hijos y había sangre por todas partes. Después de ver lo desesperadas que parecían estas personas, Hezi dijo: "Doctor, ¿por qué estoy aquí? La gente necesita esta cama." El médico le dijo que necesitaba una tomografía computarizada de su cabeza.

 

Después de que Hezi recibiera tratamiento médico, escuchó rumores sobre mujeres y niños secuestrados y llevados a Gaza. Mientras estaba acostado en la cama del hospital, recibió un mensaje de su hija menor (13), que estaba en el kibutz Mefalsim con su hermana mayor (16) y su madre (la ex esposa de Hezi). El mensaje decía: "Abba, tengo miedo de estar aquí. Hay un tiroteo aquí en el kibutz Mefalsim. Hay disparos—Abba, abba. Respóndeme. Estoy asustada".

 

¿Se imagina los pensamientos que pasan por la mente de Hezi sobre lo que podría pasarle a sus hijas?

 

Tan pronto como el médico regresó, Hezi pidió irse. El médico lo revisó por última vez y luego lo dio de alta. Hezi se apresuró a salir del hospital y se subió al jeep más cercano que estaba lleno de sangre de los soldados que acababan de llegar allí.

 

Mientras Hezi conducía hacia el kibutz, se horrorizó por lo que vio. Había cadáveres por toda la carretera hasta el punto de que tuvo que desviarse de un lado a otro para evitar atropellar cadáveres. Hezi recuerda, "Conduje como un loco hasta el kibutz Mefalsim para rescatar a mis hijas. Me uní a la lucha allí también con los soldados y la fuerza de alerta local. ¡Peleamos en la puerta de entrada del kibutz, y entonces pude entrar para llegar a mis chicas!"

 

Cuando finalmente llegó a sus hijas, vio lo aterrorizadas que estaban. Llevaban 18 horas escondidas en la habitación de seguridad con su madre. Hezi logró rescatarlas y sacarlas del kibutz.

 

Mientras miraba a su alrededor en el kibutz Mefalsim, vio a docenas de terroristas en motocicletas abatidos por la fuerza de alerta local y el ejército. Milagrosamente, los terroristas no entraron en las casas de los residentes. La fuerza de alerta local y el ejército se unieron para matar a los terroristas que intentaban asesinar y secuestrar a la gente en el kibutz. También hubo un tiroteo en la puerta del kibutz, donde muchos terroristas intentaron entrar. Gracias a la valentía de las fuerzas de alerta, el kibutz Mefalsim y la familia de Hezi se salvaron.

 

Cuando Hezi rescató a sus hijas del kibutz, agarraron lo que pudieron y corrieron para salvar sus vidas. La hija menor trajo su tableta que recibió como regalo de Bat Mitzvah de VPI hace un año en la celebración anual de Bar/Bat Mitzvah. Sin embargo, en las prisas, la tableta se cayó y se rompió.

 

Después de todo esto, Hezi se puso en contacto con nosotros y nos pidió ayuda. Su situación financiera era ya de por sí difícil, pero después de los eventos del 7 de octubre, las cosas empeoraron aún más. Pidió 2 tabletas, una para cada una de sus hijas, para que pudieran participar en la educación a distancia. También necesitaban productos básicos, como ropa, zapatos y productos de higiene. Pudimos proporcionar tabletas para las niñas y también le dimos a Hezi una computadora portátil para que pudiera volver a la escuela, así como tarjetas de regalo para ayudarles a comprar algunas necesidades básicas.

Cuando le preguntas a Hezi cómo está, responde "... vivo por fuera, pero muerto por dentro." También dijo: "Estas vistas me persiguen sin parar, y sufro de ansiedad extrema y largas noches de insomnio". Lo que él y muchos otros han vivido y visto el 7 de octubre es inimaginable. Todas estas atrocidades, recuerdos horribles e imágenes lo han sacudido a él y a miles de personas hasta la médula.

 

Oremos primero por ellos. Ore para que Dios libere a su pueblo de estas horribles imágenes recurrentes y del trauma por el que han pasado durante esta guerra. Oremos también por los rehenes que han sido liberados y por los que aún están retenidos.

 

Un estudio revela que el 84% de los niños israelíes y el 40% de los padres sufren angustia emocional por la guerra.

 

Este es el momento de tomar medidas y mostrarle a Israel que estamos a su lado durante esta guerra. ¡Únase a VPI para satisfacer las necesidades prácticas de los israelíes, como Hezi y su familia, mientras luchamos en esta guerra!

Haga clic aquí para ver la historia de Hezi

Historia de Hezi

¿Está dispuesto a bendecir a Israel, hacer una diferencia en la vida de las personas y asociarse con el plan de Dios para la restauración de la tierra de Israel?

Historias Recientes Relacionadas

Lea nuestras historias relacionadas y novedades más recientes.
Héroes en Israel y en Todo el Mundo
Héroes en Israel y en Todo el Mundo
sábado, 30 de marzo de 2024
Gratitud Abundante en Medio del Sufrimiento
Gratitud Abundante en Medio del Sufrimiento
sábado, 9 de marzo de 2024
Re'im
La Paz y Esperanza de Dios en Medio de la Guerra
sábado, 24 de febrero de 2024

¡Descargue la App de Noticias VPI!

Permanezca ACTUALIZADO de eventos clave de alrededor del mundo.
DESCUBRA cómo se relacionan con profecías bíblicas.
ORE por gracia y provisión donde se necesitan más.

app Playgoogle Play

Reciba las Noticias y Novedades Más Recientes

Manténgase al tanto. Reciba las historias y novedades más recientes desde Israel. ¡Apóyenos en oración!

Al proceder, acepto los Términos de Uso y Política de Privacidad.

Permanezca Involucrado

Déjenos Saber de Usted

Vision for Israel
P.O. Box 7743
Charlotte, NC 28241
United States
E: info@visionforisrael.com
T: +1 (704) 583-8445
F: +1 (704) 583-8308

Hazon Le’Israel
P.O. Box 9145
Modi'in, 7178451
Israel
E: info@visionforisrael.co.il
T: +972 (8) 978 6400
F: +972 (8) 978 6429

Visión para Israel es una organización benéfica 501(c)(3). Todas las contribuciones designadas para proyectos específicos serán aplicadas a esos proyectos, y podemos evaluar usar hasta el 20% en administrar la donación. Ocasionalmente, recibimos más contribuciones para un proyecto dado que lo que se puede aplicar sabiamente para ese proyecto. Cuando eso sucede, empleamos estos fondos para suplir una necesidad premiante similar.

Diseñado y Desarrollado por WITH LOVE INTERNET