Una Temporada de Cambio

viernes, 1 de octubre de 2021

Los pensamientos del diligente ciertamente tienden a la abundancia; mas todo el que se apresura alocadamente, de cierto va a la pobreza.

Proverbios 21:5

Moisés fue un líder bíblico heroico, un siervo diligente y fiel del Señor. En sus últimos días, Dios le dijo a Moisés que fuera al monte Nebo en Moab. Allí, Dios le mostró la tierra de Canaán y le dijo que moriría allí, sin entrar nunca en la tierra prometida. 

 

El desenlace de esta historia puede resultar confuso. Moisés fue uno de los más grandes seguidores de Dios, pero no se le permitió vivir su vida en la tierra que Dios prometió. 

 

Aunque Moisés no entró en la tierra prometida, estamos aquí gracias a su liderazgo. Al observar su vida y el ejemplo que es para el pueblo de Israel, entendemos lo que Dios espera de sus líderes y seguidores. La recompensa no es el enfoque, es el liderazgo y la compasión los que deben impulsar nuestras acciones. Esto nos da mucho que considerar sobre nuestras propias vidas. 

 

Las fiestas altas han llegado a su fin y ahora nuestras vidas pasarán de la celebración a la reflexión interior. El otoño es una época del año para considerar nuestras vidas, nuestras acciones y nuestra fe mientras nos preparamos para la tranquila quietud del invierno.

 

No es ningún secreto que nuestro mundo se encuentra en un estado de conmoción. Las guerras continúan en muchas áreas, la pandemia de Covid-19 continúa amenazando nuestras vidas y muchos “líderes” modernos se alejan de aquellos que necesitan ayuda y apoyo. Como hijos de Dios, es importante que no actuemos de esta manera. 

 

Moisés nunca se cansó de cumplir la voluntad de Dios. De hecho, todos los líderes bíblicos perseveraron en el nombre de Dios. Todos tenían cualidades de humildad, obediencia, fidelidad, valor, diligencia y compasión.

 

La diligencia es un ingrediente clave en nuestro carácter. Si queremos verdaderamente servir al Señor, no podemos hacerlo sin diligencia.

Vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia (perseverancia, constancia); a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor.

2 Pedro 1:5-7

La diligencia proviene de la perseverancia. A veces somos tan diligentes con la esperanza de ver el fruto de nuestro trabajo, y a veces se necesita mucha paciencia para ver el fruto de lo que ponemos nuestras manos y nuestro corazón a hacer. El propósito de la diligencia no es la recompensa, el propósito de la diligencia es la fe en Dios. 

No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos.

Gálatas 6:9

Debemos vivir una vida que tenga un propósito y un significado, realizar nuestras tareas de manera responsable e invertir todo lo que tenemos para llevar a cabo la palabra de Dios. Debemos ser estables, diligentes y pacientes.

 

Es esencial entender que uno no necesita ser especial para responder al llamado de Dios. De hecho, Él nos llama a todos a prestar apoyo a los  desfavorecidos. Así como Moisés fue elegido para guiar al pueblo de Dios de la esclavitud y el sufrimiento, nuestro llamado es difundir la voluntad de Dios en la tierra.

 

Si bien muchos de nosotros nos hemos mantenido sanos y productivos en los últimos años, miles de otros han caído por debajo del umbral de la pobreza. Millones de personas han sido despedidas de sus trabajos o se les han reducido sus horas, lo que ha llevado a una mayor tasa de pobreza aquí en Israel y en todo el mundo. Las personas con problemas de salud o enfermedades crónicas son especialmente vulnerables.

 

Aquí en Visión para Israel, nuestra diligencia nos ayuda a continuar desarrollando, expandiendo y difundiendo el amor y la bondad sin límites.

Nos estamos preparando para reunirnos con cientos de familias en los próximos meses, alentándolas y fortaleciéndolas. Nos estamos volviendo hacia las personas que experimentan dificultades en lugar de darles la espalda. Aunque puede ser más fácil fingir que la pobreza no es nuestro problema, Dios nos recuerda que sí lo es. Es nuestra labor representar Su voluntad aquí en la tierra y permanecer diligentes en ayudar y apoyar a los necesitados, y nunca dejar de hacer el bien. 

 

Aunque hemos ayudado a miles de hombres, mujeres y niños, siempre hay más que podrían usar nuestra ayuda. Es por eso que le pedimos que responda al llamado de Dios y done todo lo que pueda. Le pedimos que permanezca diligente y solidario, para que podamos hacer una diferencia increíble y asegurarnos de que el amor de Dios sea sentido por todos. 

 

Que el Señor les bendiga y les guarde.

 

 

Shalom desde Jerusalén,

 

Batya y Barry Segal

¿Está dispuesto a bendecir a Israel, marcar una diferencia en la vida de las personas, y asociarse con el plan de Dios para la restauración de la tierra de Israel?

Historias Recientes Relacionadas

Lea nuestras historias relacionadas y novedades más recientes.
Almendro Florece
Como Árbol Plantado Junto a las Aguas – Tu BiShvat
viernes, 14 de enero de 2022
Piedra en Honda
Abrazando la Valentía este Año Nuevo
viernes, 7 de enero de 2022

¡Descargue la App de Noticias VPI!

Permanezca ACTUALIZADO de eventos clave de alrededor del mundo.
DESCUBRA cómo se relacionan con profecías bíblicas.
ORE por gracia y provisión donde se necesitan más.

app Playgoogle Play

Reciba las Noticias y Novedades Más Recientes

Manténgase al tanto. Reciba las historias y novedades más recientes desde Israel. ¡Apóyenos en oración!

Al proceder, acepto los Términos de Uso y la Política de Privacidad.

Permanezca Involucrado

Déjenos Saber de Usted

Vision for Israel
P.O. Box 7743
Charlotte, NC 28241
United States
E: info@visionforisrael.com
T: +1 (704) 583-8445
F: +1 (704) 583-8308

Hazon Le’Israel
P.O. Box 9145
Modi'in, 7178451
Israel
E: info@visionforisrael.co.il
T: +972 (8) 978 6400
F: +972 (8) 978 6429

Diseñado y Desarrollado por WITH LOVE INTERNET